¿Conoces a…? – Hector Prieto, CEO de YBVR

La empresa YBVR (Yerba Buena VR) forma parte del GSIC desde abril de 2018 y en este tiempo la startup estadounidense/española ha estado haciendo éxitos ahí donde iba. Han colaborado con el Madrid Mutua Open, ganaron Startcup Challenge 2018 (la competición de startups que tuvo lugar en el World Football Summit 2018), han sido ganadores de Sport Thinkers Smart Stadium y ahora están planeando un piloto con el club de fútbol Real Sociedad, y este mes de enero han estado en el Australian Open produciendo contenidos para experiencias de realidad virtual exclusivas en video 360 y en directo.

Hemos entrevistado a Hector Prieto, el CEO de la empresa, mientras estaba en el Open de Australia. Nos compartió detalles de la experiencia que estaba viviendo los días del campeonato, así como la historia del camino que ha hecho junto con su startup hacia Melbourne Park.

P: Hector, en primer lugar, ¡enhorabuena por conseguir este proyecto! Cuéntanos, ¿cómo está siendo la experiencia en Australian Open?

R: La experiencia aquí está siendo fantástica. Australia es un país con una mentalidad muy joven y muy fresca, donde da gusto las colaboraciones entre empresas. Yo personalmente siento Australian Open no como un cliente, sino como un partner. Nos han hecho parte de su equipo, y la colaboración con la organización del evento está siendo muy buena.

P: ¿En qué consiste vuestra labor en este torneo?

R: Hemos colocado tres cámaras en la pista central, una es de 360 grados y dos son de 180 grados de visión. Cada vez vamos buscando cuál es la mejor posición, cada día mejoramos gracias también a las personas que trabajan en la organización, ya que conocen muy bien el terreno. Estamos realizando dos partidos cada día, uno de mujeres y otro de hombres. Hacemos un resumen del partido proporcionando los highlights en un video immersivo de 3 minutos que se puede visualizar desde la aplicación de las gafas de realidad virtual. Cuando empiecen las semi-finales,  vamos a emitir todos los partidos en directo. Aquí hay una especie de VR Zone, donde las personas pueden vivir experiencias como si estuvieran en la pista central.

Otra de las cosas que estamos haciendo aquí es grabar videos behind the scenes. Esa novedad la han creado los organizadores del Australian con la idea de contar historias que suceden en el campeonato más allá del tenis. Por ejemplo, qué hace un tenista antes de entrar en la pista, cómo calienta aquí en un pasillo, o cómo de nervioso está. Nuestra mini sala de producción está justo en un túnel donde pasan los tenistas entes de bajar a Rod Laver Arena y los vemos pasar, como si fueran  los gladiadores que bajan para luchar a la arena.

Aquí pasan muchísimas cosas. Hay conciertos, hay una zona de niños, hay bares y restaurantes… Estamos en pleno verano y el ambiente es fenomenal. Todo eso lo estamos recogiendo en distintos clips, videos immersivos de 2-3 minutos que se juntan en un pack de contenido inmersivo que, aparte de ser muy innovador, es muy interesante.

P: Nosotros como los usuarios, ¿cómo podríamos acceder a todos estos contenidos?

R: Con unas gafas de realidad virtual y conexión a Wi-Fi se podría acceder fácilmente a través de nuestra aplicación YBVR. Este año por un tema de derechos todavía los contenidos de Australian Open no están abiertos a los usuarios de forma masiva, solamente se está ofreciendo esta experiencia en el recinto del campeonato donde los pueden ver los asistentes y los clientes de éste. Quizás sea en la Laver Cup [copa de tenis que tendrá lugar en Ginebra en septiembre], cuando ya lo vayan a distribuir a todos los usuarios.

P: Vamos a remontar a los inicios de tu startup. ¿Cómo surgió la idea de crear YBVR?

R: La historia es casi personal, como en la mayoría de los casos. Dos de nosotros – Constantino [Constantino Villar, Cofundador de YBVR] y yo – tuvimos la suerte de montar hace años otra startup relacionada con TV sobre IP, que nos compró Ericsson, y fue ahí donde conocimos a Victor y Sebastián, otros dos fundadores de YBVR. Trabajando en Ericsson estuvimos muy cerca de todo lo que estaba pasando en el Silicon Valley en el mundo de la tecnología y media. Cuando vimos que estaba surgiendo fuertemente la realidad virtual y  empezaron a surgir inversiones millonarias en los headsets y las camaras 360, mis compañeros empezaron a “pincharme” diciendo que habia llegado nuestro momento de salir de Ericsson otra vez a la vida del emprendimiento. No puede resistir, ya que seguía latente ese emprendedor que llevo dentro..

La idea de trasmitir los eventos en realidad virtual y en directo surgió porque nos pareció super atractiva la idea de transmitir videos 360 en directo. Sólo había una pieza que faltaba, porque estaba resolviéndose la parte de los headsets y la parte de las cámaras, pero nadie pensó en cómo distribuir online tantísima información. La calidad de los videos immersivos 360 tiene qe ser 8K para que se vea bien y eso es mucho para la red. Nos miramos y  dijimos: “Realmente, ¿quién puede hacerlo mejor que nosotros que hemos sido ingenieros de streaming de video trabajando en Ericsson donde compactábamos el video para que entre por las redes mobiles? ¡Bonito reto!”   

P: ¿Cuándo fue eso?

R: Esto fue en 2016, y la idea fue tan simple como decir, ¿por qué vamos a enviar el video entero? ¿Por qué no enviamos solo donde está mirando el usuario? Entonces pusimos la máxima calidad donde mira el usuario y empezamos a degradar poco a poco. Hicimos un protitipo y muchisimas pruebas, vimos que conseguíamos casi cuatro veces más de calidad con la mitad del ancho de banda y pensamos que íbamos bien encaminados.

Así, en agosto de 2016decidí  dejar Ericsson. Yo era un ejecutivo bien pagado, trabajando en una multinacional, en EEUU, con tres hijos  en la universidad….., Fuimos lo bastante valientes de ir a por ello.

En noviembre de 2016 montamos YBVR en USA con una filial en España y así empezamos. Estuvimos todo un año desarrollando el concepto y el producto, y en 2018 empezamos a vender. Ahora ya llevamos once clientes, una facturación de 400 mil dólares, y estamos muy contentos de cómo van las cosas.

P: ¿Cómo habéis llegado a Australian Open? ¿Por dónde empezasteis?

R: Constantino viene del mundo de tenis, era semi-profesional de este deporte, y al mismo tiempo sabíamos, que nuestro valor añadido era emitir en directo, entonces empezamos a hablar con la Real Federación Española de Tenis. Luego ellos nos presentaron con la Federación Internacional quienes organizan la Copa Davis.

El primer evento que hicimos fue el Campeonato de España, pero en seguida fue la Copa Davis y la hicimos en Marbella y Valencia. Luego ya conseguimos un contrato con el Mutua Madrid Open en mayo del año pasado. Resultó que los organizadores del Mutua Madrid quedaron muy contentos con YBVR y cuando se vieron en el campeonato de Wimbledon con los organizadores  del Australian Open, hablaron  de nuestra solución , así que me vine yo a Australia  para enseñarles lo que hicimos en Madrid. Él CEO del Australian Open se quedó muy impresionado con la calidad de la imagen, le impactó ver incluso las marcas de las pisadas en la arena. Nos preguntó si nos atrevíamos a hacer Australian Open y aquí estamos.

P: ¿Hacéis también otro tipo de eventos o por ahora sólo estáis enfocados en el deporte?

R: Si, hemos hecho más proyectos como los de educación y turismo, pero voy a ser sincero: por ahora sólo hemos encontrado el modelo de negocio en el deporte. Yo creo que por ahora todavía no hay tracción suficiente en el mercado para que haya muchísimas aplicaciones de otras cosas. Así que hemos decidido que por ahora vamos a centrarnos en el deporte y luego ya tocaremos otras áreas.

P: ¿Cuál es ese modelo de negocio?

R: Hemos fijado un criterio: nos estamos moviendo sobre todo con las empresas que tengan derechos deportivos. Por ejemplo, el organizador del Australian Open tiene sus derechos deportivos, como LaLiga tiene los suyos en el fútbol. Entonces, más allá de hacer una activación de marca y un efecto “wow”, lo que estamos buscando es un modelo donde nuestro cliente multiplique el valor de sus derechos deportivos. El reto que tenemos con el Australian Open es conseguir que sus ingresos por derechos audiovisuales suban en un 10% en 3 años. Y es lo que estamos haciendo. Un torneo como este ingresa sobre todo por derechos audiovisuales y por esponsorizaciones. Con nuestra solución tecnológica le estamos dando el servicio a los broadcasters que son los que realmente pagarán al Open Australia por nuestro trabajo.

P: ¿Qué tipo de retos os encontráis en la industria?

R: Yo siempre digo que lo difícil de una empresa tecnológica no es la tecnología, que no digo que sea fácil, pero nuestros tecnólogos son muy buenos y siempre hacen que las cosas funcionen. Lo que a mi siemore me ha parecido mas difícil  es entrar y cerrar los proyectos con los clientes. Y más todavía en un entorno donde el negocio todavía está por establecerse.

En algún momento nos dimos cuenta de que deberíamos plantearnos el mundo del deporte porque aquí siempre se está buscando la última tecnología para gustar a los fans. Luego vimos que ahí donde íbamos, llamábamos la atención, porque es muy visual lo que hacemos. Un vez que hemos entrado el reto va a ser consolidarnos y encontrar un modelo de negocio sostenible.

También he de decir que nosotros estamos muy contentos con cómo están saliendo las cosas, y creo que nos ha ayudado mucho en este sentido nuestra membresía en el GSIC. Nos ha dado muchas alas tras presentarnos y ganar la competición de World Football Summit 2018. Ahora sí están llegando un montón de proyectos, y no sólo de tenis, por lo tanto, quizás no nos vaya a ser tan difícil encontrar las oportunidades para consolidar el negocio de YBVR.

P: ¡Muchas gracias Hector! Para terminar, ¿podrías dejar un mensaje para otras startups tecnológicas y emprendedores de nuestro sector?

R: Yo les diría que tengan la valentía y vayan a por los retos que se propongan. Nosotros nos pusimos este reto cuando hicimos la Copa Davis en Valencia. Dijimos: “Hay que llegar al Open de Australia”. Y nunca pensé que iba a pasar tan rápido, pero es ponerse y no tener miedo. El siguiente objetivo es hacer los otros tres torneos que forman el Gran Slam de tenis: Roland Garros, Wimbledon y US Open. Tenemos que hacer los cuatro, a ver cuanto tardamos.